Un nuevo proyecto: La Guarida

guarida_fondo_twitter

Hace algunas semanas  mi amigo Omar Cabriales  (@Volkeroso) y yo  (@Poir0t)  comenzamos un nuevo proyecto llamado “La Guarida” (@guarida_).

¿Qué es?

La Guarida es un stream de radio por Internet el cuál pueden escuchar todos los miércoles a las 10 pm a través del sitio web mixlr.com

¿En qué consiste?

La idea de “La Guarida” surgió a partir de una conversación que tuve con Omar, recordábamos nuestra niñez, en la cuál ibamos a casa de nuestros amigos a jugar videojuegos, platicar de comics, de las últimas películas que vimos en el cine, etc. Llegamos a la conclusión de que el sueño guajiro de todo niño es tener una casita del árbol, para realizar todo lo anterior y más.

Durante esta plática también concluimos  que nuestra guarida ideal como “adultos” ya no es una casita del árbol, sino más una especie de “Taberna de Moe” en la cuál podamos reunirnos con nuestros amigos y  seguir hablando de cine, series de televisión, comics, etc.

Basados en esta idea, es que se nos ocurrió crear  el stream de radio por internet “La Guarida”, un espacio en el que podemos interactuar con cualquiera que guste de estos temas  y seguir ñoñeando.

Las voces que le dan vida al proyecto son:  Omar Cabriales (@Volkeroso), Paulina Patiño (@pau_patino) y Orlando Rosillo (@Poir0t)

Los invito a unirse a “La Guarida”, aquí dejo el link para que escuchen nuestros programas anteriores, van cuatro, y si les gustan los esperamos este miércoles a las 10 pm.

http://mixlr.com/la-guarida/

Twitter: @guarida_

Facebook: https://www.facebook.com/En.La.Guarida.1

Anuncios

Mujeres RR: Entrevista con Leticia Sáenz, Primer Tea Sommelier de México

Por Carla Rojas // @athewa

Foto 1 LS

Algunas personas tienen un futuro escrito al momento de nacer:

– Serás abogado porque es la tradición familiar.

Algunas otras tienen la fortuna de descubrir lo que quieren hacer desde niños y algunas más deciden abrirse paso por si mismos y ser punta de lanza en una nueva disciplina que ni siquiera ellos mismos se imaginaron que existía.

Este es el caso de Leticia Sáenz. Una mujer cuyo amor por el té la ha llevado a convertirse en la primer Tea Sommelier de México, un país que si bien no tiene una tradición milenaria alrededor del té como en China, Reino Unido o Japón, sí tiene una vasta tradición herbolaria en la que las bebidas calientes juegan un rol importante.

Pero Leticia no solo es una experta del té, sino además es una emprendedora, ya que hace tres años también inició una línea de té y tizanas que ella misma supervisa y el diseño gráfico de esta línea ha sido tan innovador en el sector que le ha llevado a formar parte de publicaciones especializadas en diseño a nivel internacional.

Hace unos días me reuní con Leticia y platicamos más a fondo sobre su trayectoria, el origen de su fascinación por el té, los retos a los que se ha enfrentado y las satisfacciones que tiene el ser la primer Tea Sommelier en el país.

Foto 3 LS

– Cuéntanos un poco de tí. ¿Qué haces? ¿a qué te dedicas?

Soy Leticia Sáenz, Sommelier de Té, lo que significa que debo saber todo sobre la planta camelia sinensis, que es la planta del té. También tengo que saber sobre tizanas, pero como experta del té debo saber todo sobre esta planta, desde su historia, características de la planta, las regiones en que se produce, sus métodos de recolección e incluso sobre la lluvia en el lugar del cultivo porque todo influye en su sabor.

Un té nunca es igual a otro aún en la misma región, lo cual también es parte de su encanto.

– ¿A qué te refieres con té y tizanas? ¿cuál es la diferencia?

El té como tal es aquel que proviene de la planta camlia sinensis y dependiendo sus grados de oxidación podemos encontrarlo como té blanco, té verde, té oolong, té negro y té puerh.

El resto de las infusiones como la manzanilla, la hierbabuena y demás, son tizanas.

– ¿Cómo nace esta fascinación por el té?

Yo soy originaria de Chihuahua pero hace 10 años, mientras estudiaba la carrera, viví en Monterrey. La primera vez que tomé té de la planta camelia sinensis fue en casa de una amiga, su mamá me ofreció una taza de té verde y me gustó. Tiempo después tuve la oportunidad de vivir en China en un intercambio académico y casualmente llegué a la ciudad que era considerada como la capital del té en China. Fue todo un descubrimiento. Tenía la inquietud de conocer más sobre el té, fui a plantaciones, conocí gente y entendí un poco más de lo que para ellos significa: allá es toda una filosofía, hay una gran cultura del té y es todo un estilo de vida.

Al terminar mi intercambio regresé con un cargamento de té. No sabía ni lo que traía pero yo traía todo tipo de hojas y empezaba a darle té a todas mis amigas pero nadie comprendía mi amor por él. Para este momento investigar más sobre el té se había convertido en mi hobbie y desde ese momento hasta ahora me convertí en una autodidacta. Té que se me atravesaba, lo probaba. No lo veía como una carrera sino como algo en lo que me entretenía y me gustaba.

– ¿En dónde y cuánto tiempo estudiaste para ser Sommelier de té?

Una tarde mientras buscaba información sobre té en internet me encontré con el blog de una sommelier de té canadiense y en ese momento me pregunté: ¿existe una profesión y alguien que hace una vida de algo que disfruto tanto? Leí su historia y me identifiqué con esta mujer que en ese entonces me doblaba o triplicaba la edad y a parti de ahí empezé a investigar y en dos semanas tomé la decisión de dejar lo que estaba haciendo y descubrir si esto es lo que quería hacer.

Me encontré con una serie de cursos que daba la Asociación de Té de Estados Unidos y afortunadamente tenía algunos ahorros así que pude tomarlos, pero estos cursos no duraban semestres sino un par de días y se organizaban cada dos o tres meses. En estos cursos aprendía no solo de lo que nos enseñaban, sino también de lo que platicaba con estas personas que compartían el amor por esto que a mí me gustaba tanto. Aprendía de todos y me identificaba con ellos. Fue una etapa de autodescubrimiento.

Foto 2 LS

– Cuéntanos sobre tu marca de té

Hace tres años decidí que quería lanzar mi propia línea. Quería ofrecer té de buena calidad en México. Ya había algunos y empezaba a haber conceptos de tiendas de té pero no había tanto y yo quería hacer algo que la gente con la que había tomado los cursos ya estaba haciendo y funcionaba y aquí no se conocía sobre el tema.

Desde que empezé a soñar con mi marca de té tenía claro que quería que fuera muy de la mano del diseño y no queía que hubiera símbolos de tazas humeantes ni de hojas de té. Platicando con la agencia que me ayudó a realizar el diseño llegamos a este concepto y aunque al principio la gente decía que no parecía té, yo me sentía muy contenta con el resultado y decidí seguir adelante.

Curiosamente aunque es un diseño muy básico y el color de cada empaque va de la mano con el tipo de té que contiene, no había nada a nivel mundial como esto y gracias también al trabajo de la agencia de diseño estas han sido publicadas en muchos libros de diseño a nivel mundial. También gracias a haber tomado el riesgo me he ganado el respeto de otros sommeliers de te y poco a poco he creado mi nicho.

– ¿A qué retos te has enfrentado?

Afortunadamente no me he enfrentado a dificultades como tal en el sentido de que no hay algo que no haya podido hacer, pero sí ha habido algunos desafíos porque México es un país cafetalero y en un principio me veían raro pero poco a poco fui ganándome una credibilidad, la confianza de mis clientes y la confianza en México y eso está padre.

Ahora una cosa muy distinta es saber sobre té y vender té ya que puedes estudiar para ser sommelier de té pero nadie te enseña a vender una lata de té.

En ese aspecto también el branding de mi marca ha sido importante y hasta este momento no ha habido una persona que me diga que no le gusta mi té y es algo por lo que doy gracias todos los días. Yo hablo sobre el té con la esperanza de crear y poner mi semillita para que crezca la cultura del té.

– ¿Qué consejo le darías a otras mujeres que como tú quieren hacer algo diferente?

Háganlo. Aunque algún día te despiertes pensando por que se te ocurrió esto, no hay persona más feliz que la que disfruta lo que hace. Hablando de temas de mujeres, nosotras normalmente estamos muy preocupadas por hacer las cosas en muchos sentidos y hay esa presión de que tenemos que enfrentar al mundo y se nos olvida la parte de disfrutar. Quizás te va muy bien en lo que haces ahora pero en el fondo te hubiera gustado hacer otra cosa. Al final la idea es ir descubriéndote e ir haciendo lo que te gusta.Hay dos clases de miedo: un miedo que te paraliza y otro que te lleva a hacer las cosas. Si tienes miedo que sea del segundo tipo. De lo que se trata es de creer en tí y nunca perder de vista la meta.
Leticia Sáenz / Tea Sommelier

Urovoros: en constante renovación

1

Urovoros3

El personaje

Jorge Arellano, se ha vuelto uno de los periodistas de videojuegos más reconocidos en México, esto a pesar de su corta trayectoria y es debido en gran medida a su manera de escribir, ya que: su prosa es impecable; su ángulos de análisis son diferentes a los que se leen en otros medios; utiliza referencias literarias, filosóficas y de todo tipo para darle más énfasis a sus escritos; y posee la habilidad para poner el dedo en llaga, cosa que propicia una reflexión más profunda. A Jorge, no le emociona salir a cámara o realizar labor administrativa, aunque por razones que vayan más allá de él, ha tenido que realizar ambas, pero su verdadera pasión es escribir, cosa que hace más que bien. Sin duda, en Atomix, es algo que deben extrañar demasiado.

La Odisea

La entrevista se realizó con muchos contratiempos, era un sábado, en pleno apogeo de los conflictos  de la toma de la Torre de Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), lo que pasó a afectarnos de manera colateral. Quedamos de vernos con Jorge, en la Facultad de Filosofía y Letras en C.U, había demasiados medios de comunicación cubriendo el desafortunado suceso de Rectoría y los encargados de seguridad de la Universidad al vernos con una cámara de video, decidieron que no podíamos utilizar el tripie, “porque no estaban permitidas grabaciones profesionales”, cita textual de lo que me fue dicho. Los intentos por hacerlos cambiar de opinión fueron infructuosos.

Ni si quiera se me fue dado el permiso aún cuando les enseñe mi credencial de alumno de Ciencias de la Comunicación de la UNAM, carrera en la que se nos enseña a utilizar un tripie;  mi nivel de enojo/frustración era muy elevado en ese momento, sin embargo, Jorge, al ver todo esto, nos sugirió que la realizáramos sin este instrumento, lo que aunque no me agradó demasiado, tuvo que realizarse de esta manera.

El resultado

Pese a todos los contratiempos que existieron ese día (el del tripie fue solo uno de muchos) la entrevista salió con éxito, la imagen aunque importante tuvo que pasar a un segundo plano; al final, lo importante era conocer más de Urovoros, y aquí les dejamos el resultado. Esperamos sus comentarios y si quieren más entrevistas de este tipo, háganlo saber, ya que de lo contrario será muy difícil que se vuelva a dar.

MARIANO LATAPÍ: MÁS QUE UN PERIODISTA DE VIDEOJUEGOS

2

ImagenEl periodismo de videojuegos es un particular nicho en el que los que incursionan,  no sólo son vistos como los encargados de informar los  acontecimientos más recientes en la industria de los videojuegos; los mal llamados gamers los consideran role models, los lectores o seguidores de estos medios de comunicación especializados han roto esa cuarta pared, en la que ahora no les basta con recibir noticias, exigen los puntos de vista de sus periodistas favoritos y reclaman su atención a través de las redes sociales, en un intento por conseguir la amistad de éstos o su aprobación.

Con estas actitudes y más es cuando veo hasta cierto punto justificable que personajes como Mariano Latapí, se refieran a ellos como fans y no  como lectores o seguidores de su medio de comunicación. Así es, los gamers han convertido a los analistas de videojuegos en estrellas tuiteras que son reconocidas en las calles y aveces hasta son requeridas para otorgar un autógrafo, como nos comentó Mariano.

Algunos podrían considerar todo esto como una exageración y decir que simple y sencillamente son figuras de admiración, como lo podría ser cualquier periodista especializado, tal vez, no me atrevería a afirmar lo contrario, es un fenómeno muy peculiar que alguien debería estudiar, lo digo enserio, sería un buen tema de tesis, ahí les dejo el apunte.

Aquí es donde entra el equipo de RR, con el deseo de satisfacer a esos “fans” o “lectores” (como usted que está leyendo esto, prefiera llamarlos) que quieren saber más sobre sus periodistas favoritos de videojuegos, es que decidimos concertar una entrevista con Punisher como es mejor conocido  Mariano Latapí, aquí les dejamos esto, esperamos les agrade.

Entrevista a los organizadores del: Segundo Encuentro Iberoamericano de Escritores Cinematográficos

IMG_6052

Aquí les dejamos la entrevista que le realizamos a los organizadores del Segundo Encuentro Iberoamericano de Escritores Cinematográficos que se llevará a cabo del 25 al 28 de junio en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco.

Nuestros amigos de “El Garfio” nos narran entre otras cosas, los avances que han tenido desde el primer encuentro, la importancia de llevar a cabo este evento de nueva cuenta y el intenso debate que se está generando entorno al término “guionista”  y “escritor cinematográfico”.

Forastero

2

Aquí les dejo el video que realicé junto con @Volkeroso para una canción del grupo Eufemia, esperamos haberle hecho justicia a la canción, nos ayudarían mucho dejando sus comentarios.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=r5BPkT3Q2rk]

El examen

3

Aquí les dejamos el cineminuto realizado por @Volkeroso y Poir0t,  disfruten el debút de  “Volker” como actor, esperamos sus comentarios.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=PN1Ihwd3lNI&]

Duermo con una colcha vieja

2

La colcha de mi cama tiene tres agujeros provocados por un cigarro, la de mi compañera de cuarto ha quedado marcada por una plancha que alguien dejo ahí por demasiado tiempo, somos los herederos de estos objetos ¿quiénes son los culpables? ¿por qué tenemos nosotros que usarlos en estas condiciones?

Si las personas que cometieron esos “descuidos” hubiesen sabido que ese mobiliario iba a ser utilizado por varias generaciones ¿habrían tenido más cuidado?

En mi opinión, muchas veces nuestras acciones tomadas con descuido, precipitación y otros tantos adjetivos que existen, se deben a que no tendemos a pensar mucho en el futuro; el aquí, el ahora, es lo que nos interesa ¿no? Porqué habría de ser diferente.

El momento es lo importante, porqué deberíamos detenernos a pensar sí lo que vamos a hacer tendrá consecuencias en la vida de otros ¿por qué el cigarro Malboro (el último de la cajetilla) que me voy a fumar sobre mi colcha debería ser fumado en otro lado? ¡puta madre! Pensé que aquí estaba el cenicero ya chingué la colcha.

Se me hace tarde, no puedo repetir ropa, voy a planchar los pantalones ¡listo! Me voy a bañar ¿qué huele? ¡ah! La plancha ¡la cama! Me la van a cobrar como nueva ¡ojalá no se den cuenta! ¿cuánto puede costar una colcha y un par de sábanas?

Somos los herederos del México que tenemos, con sus agujeros de cigarro y sus marcas de plancha ¿quiénes son los culpables? ¿por qué tenemos que vivir en estas condiciones?

Nunca coman hongos si van a dormir com una colcha vieja.

El viaje

1

Llegué hace más de un mes a París, para ser más exactos el 20 de Agosto (de 2012). Esta es la primera entrada que realizo desde Francia, ¿la razón? Supongo que quería disfrutar durante un tiempo “la experiencia” sin sentir esa obligación que en México siempre estoy sintiendo cuando vivo o veo algo chingón. Me refiero a esa necesidad de compartirlo en una entrada, de grabarlo o de tomarle una foto, no significa que durante este más de un mes que ha pasado no la haya sentido, la he tenido todos los días, pero quería guardar un poco de distancia con los medios electrónicos, interiorizar un poco más la experiencia.

El día que me despedí de mi familia y mi novia fue raro, no triste, pero sí raro. A diferencia de muchos de mis compañeros que se encuentran conmigo de intercambio aquí, ellos previamente ya habían dejado sus Estados para mudarse al Distrito Federal y entrar a la UNAM, yo nunca había vivido en otra ciudad que no fuera el D.F.  Ese 19 de agosto en el aeropuerto Benito Juárez yo sabía que me embarcaba en una aventura.

Arribé a Francia en un día caluroso, muy caluroso, en el aeropuerto al bajar del avión por primera vez cruce palabra con el que fue mi compañero de asiento, un mexicano muy chido. Atravesamos migración sin que nos hicieran preguntas, sellaron nuestro pasaporte y nos dirigimos a la sala donde se encontraba nuestro equipaje, posteriormente él se quedó con una amiga que lo esperaba en la salida de la terminal y yo tomé un taxi que manejaba un afroamericano. Al salir del aeropuerto mi sorpresa fue mayúscula al encontrarme con un tráfico parecido al de un viernes a las 6 p.m en el “periférico” (los capitalinos entenderán esto) ¿La razón? Un choque bastante fuerte unos kilómetros adelante, lo que provocó que estuviera una hora y media atorado en un taxi, ya se imaginarán en cuanto me salió el chistesito.

Por fin llegué a la “Cité Universitaire” o “Ciudad Universitaria” un lugar con varias “casas” -cada una representa a un país diferente- en estas viven estudiantes de todas partes del mundo, mi destino era “Maison du mexique” o “Casa México”.

Después de un largo viaje por fin me encontraba en mi cuarto, la chambre 20. Ese es más o menos mi primer recuerdo de Francia, así de austero e imperfecto, siempre será ese.

He visitado ya varios lugares turísticos, entre ellos La torre Eiffel, la cual conocí el primer día.  Al verla casi se me sale la “lagrimita remi”, creo que mi emoción se vio influenciada por la adrenalina de estar solo en un país que no es el mío, por la perdida que me di en el metro y la felicidad de haber dado por fin con el camino correcto; he sentido algo así pocas veces en mi vida, emoción solo comparable a la primera vez que visité las pirámides de Teotihuacán.

Pero no quiero centrarme exclusivamente en los monumentos y sitios que he visitado, prefiero compartirles algunas impresiones y observaciones random sobre París que me surgen en este momento. Cabe recalcar que es la visión y opinión de alguien que ha estado aquí por un periodo de un mes y algunos días, así que puede evolucionar y cambiar en poco tiempo.

París es una ciudad donde todo es muy rápido, todo el tiempo la gente tiene prisa, algo parecido a lo que se vive en el D.F, pero con menos gente. Una diferencia que encuentro es por ejemplo: en el metro en lugar de que se suban vendedores ambulantes con sus mochilas equipadas con “bocinitas” y toda la cosa, acá es más común que se suban violinistas, trompetistas, o músicos, pero con un grado de interpretación bastante alto, también es común verlos tocando en estaciones del metro e intercambiando sus discos por dos euros.

Algo que París tiene en común con el D.F. es que en las calles puedes ver mendigos o vagabundos, claro que tal vez en menor medida, pero hay muchos. El otro día saliendo de un bar me tocó observar a una familia entera dormida sobre una rejilla que sacaba vapor, la cual los mantenía calientes.

Una gran diferencia que observo es que la eficacia del transporte público aquí es mayor que la que se tiene en el D.F. Aunque ya me ha tocado en un par de ocasiones que el metro se quede detenido por tiempo indefinido en alguna estación,  esto no es tan común y seguido como sucede en México; el metro es más rápido y constante, al igual que el RER y el Tramway (este último es lo que debió poner Marcelo Ebrard en la Ciudad de México, en lugar de metrobús) y también un poco más seguro, aunque no del todo, pero si lo bastante para no tener que estar viendo por encima de tu hombro en la noche; el metro cierra más tarde, entre semana a la 1 am y en fin de semana a las 2 am.

¿Qué más? La gente es silenciosa, el metro es muy silencioso, no necesariamente significa que son fríos, simplemente no hablan tanto. Se emocionan mucho cuando hay sol, por ahí me dijeron que yo estaré igual después de pasar un invierno aquí. También hacen picnics por todo –gran pretexto para aprovechar el sol-. Su tortilla es la baguette, la comen todos los días y a todas horas. Algo que me impresiona es que hasta la fecha no he visto ninguna gasolinera, no tengo idea de donde carguen gasolina las personas que tienen coche, tal vez a las afueras de París, no lo sé.

Y esta entrada random aquí termina y con esto espero empezar a escribir más seguido y compartir con ustedes mis vivencias en esta “realidad temporal que tiene fecha de caducidad” como diría un amigo. Por cierto, si sienten mi prosa un poco oxidada es por que lo está.

La concepción

Poca gente sabe con exactitud cómo nació este espacio, a veces yo mismo siento que lo olvido, pareciera que lleva en mi vida mucho tiempo, más del que en realidad ha estado presente, en alguna ocasión les conté cómo es que me integré al mundo de los bloggers en el post Blogs sobre Japón, pero nunca he narrado como nació Rompiendo Reglas.

Cabe aclarar que lo que escriba, puede que sea un recuerdo algo deformado de lo que en realidad sucedió, ya que es la primera vez que dejaré constancia por escrito de esto, basándome únicamente en mi memoria, trataré de ser lo más apegado a lo que es llamado comúnmente “la realidad”.

Fue en el año 2009 cuando ingresé a la UNAM para estudiar la carrera de Ciencias de la Comunicación, una de las primeras personas a las que conocí ahí fue a Volkeroso, por azares del destino nos tocó realizar un trabajo en equipo y desde el principio simpatizamos el uno con el otro (o eso creo),  conforme nos fuimos conociendo, nos dimos cuenta que teníamos gustos parecidos, a ambos nos agradaba la misma música, los videojuegos y el cine y eso fue muy importante, ya que aunque tenemos personalidades distintas, posiblemente esas tres cosas en común fue lo que detonaron el nacimiento de RR.

Las visiones de ambos se unieron, yo tenía la influencia de blogueros españoles, japoneses y mexicanos, y conjugado el hecho de que siempre me llamó la atención escribir y los medios de comunicación, le propuse a Volkeroso que realizáramos un proyecto en común, ya que él en alguna ocasión me había comentado su inquietud por incursionar en el mundo de la blogosfera con algo novedoso.

Así más o menos fue como inicio el proyecto que ahora lleva el nombre de Rompiendo Reglas, originalmente bautizado como VolkeryPoirot,  un espacio en el que escribíamos para la gente que tuviera inquietudes y gustos parecidos a los nuestros, un sitio pequeño, pero jugoso, creado por dos ingenuos que poco sabían sobre cómo manejar un blog, pero que tenían  muchas cosas que decir y no se quedaron con las ganas de hacerlo.

Posteriormente creo que ambos nos dimos cuenta que lo que inició como un blog de amigos para nuestros amigos, podía evolucionar, no necesariamente dejar de ser un blog, pero si avanzar al siguiente nivel, por lo que transcurridos unos meses nos encargamos de buscar a personas con nuestros mismos intereses para que participaran en RR, así fue como nos encontramos con Cuau (Scram) y posteriormente con Kike.

Al principio parecía una  idea “chida” conformar un equipo en el que amigos que pensaban igual escribieran simplemente sobre lo que aman y disfrutan, sin embargo al poco tiempo nos dimos cuenta que no es tan fácil ser parte de un equipo que poca idea tiene sobre manejar un blog en conjunto, enojos, equivocaciones, discusiones y más fue lo que encontraríamos, aprendiendo a tropezones, pero eso es materia de otro post.